VeranoTamayo

Finaliza el curso de verano del Museo Tamayo Arte Contemporáneo
 
  • Como cada año el Museo Tamayo genera espacios creativos para los niños
  • Atelier Tamayo fue diseñado e impartido por Sebastián Romo y el equipo de Educación del museo
 
El Museo Tamayo realizó del 8 al 20 de julio el curso de verano “Atelier Tamayo”, el cual cumplió con la misión del recinto de difundir el arte contemporáneo entre el público, y como prueba de ello fue la participación de 53 niños de cinco y 13 años de edad en esta actividad lúdica e ilustrativa.
 
Los alumnos inscritos en el taller realizaron ejercicios de movimiento y actividades de dibujo en distintas modalidades: sin lápiz, con modelo, con hilo, entre otras, y desarrollaron un tema diferente en torno al arte durante las 10 sesiones diarias de trabajo, hasta acumular 50 en total.
 
A través de su departamento de Educación y la dirección del artista visual Sebastián Romo, Atelier Tamayo impulsó y promovió el proceso creativo, a la par de la exaltación de valores como el respeto, el compromiso, el diálogo, la colaboración, la libertad y la corresponsabilidad, así como el uso de distintos materiales.
 
Una de las virtudes de esta edición fue precisamente la colaboración de Sebastián Romo, quien ha desarrollado el proyecto Atelier Romo, una iniciativa de educación artística en México, que otorga herramientas adicionales a las tradicionales. Esta experiencia se tradujo en Atelier Tamayo, donde los niños se involucraron en actividades que realiza un artista en su taller y conceptos que usualmente maneja como geometría, espacio, composición, animación, dirección de arte, arquitectura nómada, Land Art (el arte de la tierra), elaboración de marionetas, el coleccionismo y los museos, así como las vanguardias rusas, con la finalidad de comprender y trasladar el arte a su vida cotidiana.
 
El curso contó con la participación de invitados especiales como Sharon Ibarra, maestra de danza del Centro de Producción de Danza Contemporánea del INBA, Emmanuel Márquez, director general de Figurat y Néstor Ramírez, cuentacuentos.
 
Una de las actividades más enriquecedoras del curso fue “Burbuja Ant Farm”, basada en la forma en que se organizan las hormigas para construir su enjambre, o la llamada “arquitectura nómada”, que se refiere a la construcción de edificaciones con materiales reciclados. La tarea consistió en la elaboración de varias burbujas o túneles de plástico de gran tamaño, en la que los niños jugaron dentro de ellas y posteriormente las pintaron por fuera. De esta forma, el plástico puede tener otros usos como en la arquitectura nómada, al tiempo que promovió en los niños la conciencia del reuso.
 
El proceso del curso y cada una de sus actividades fueron documentadas en video y fotografía, registro que se entregó en disco a los papás de los niños, así como constancias de participación, en la ceremonia de clausura que se llevó a cabo el sábado 20 de julio. Los asistentes disfrutaron de la exposición de los trabajos realizados en el curso de verano y un concierto con la banda de swing Los Viernes Swing Band.
 
Cabe destacar que el Museo Tamayo realiza cada año su curso de verano, el cual suele tener una gran demanda por los contenidos de arte contemporáneo dirigidos a niños entre 5 y 13 años.
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s