Cauduro

 

Cauduro17 014

 

He  seguido las expresiones de Rafael Cauduro desde que expusó en el Palacio de Bellas Artes, yo jamás pintaré como él, sencillamente. La sensualidad de sus musas en sus obras, me impacta, me fascina, me vigoriza.

Su realismo , que junto con su amigo Santiago Carbonell, al que tuve el gusto de conocer durante mi estancia en Querétaro, me enseñaron que la observación de las conductas humanas , pueden ser sublimes o nefastas.

En el momento que le encargaron a Rafael Cauduro, los murales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, fue una decisión de poder y de denuncia, que lo alejaron de su principal musa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De repente, después de esta agotadora tarea, su musa trascendió.

De repente, dejó de plasmar su sensualidad, rebeldía , humor y coraje. Ahora, salen a la luz, sus últimas obras, en Casa Lamm, donde se percibe esa sensación de luto.

 

Yo lo sigo admirando, sigue reservado ante la actual situación.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s