sembrador

SEMBRADOR

Hay una parábola que habla de las semillas y en que superficie caen.
Esa superficie, representa las condiciones para que surja la planta y dé frutos.
No hay amor incondicional, tiene que haber condiciones para su fertilidad, crecimiento, surgimiento, reproducción y cuidado; o sea: atención genuina, integridad, rendición de cuentas, soluciones diarias, escucha empática, diálogo sincero, dar la mano cuando lo requieren, fomentar la autonomía e interdependencia, un mantenimiento del bienestar, ordenado y funcional.



A continuación el texto de las semillas Mateo 13: 1-8
Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar.
2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa.
3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.
4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.
5 Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;
6 pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.
7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.
8 Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s