Mayab

Notas personales del libro “La tierra del faisán y del venado”/ Antonio Mediz.1987.

Mayab significa la tierra de los escogidos (Ma- no, Yaab-muchos), también se le llama “Yucalpetén”, perla de la garganta de la Tierra.

Cuando el hombre duerme su fatiga, está hablando con aquellos que le escuchan y está escuchando a aquellos que le hablan.

De día , el hombre camina con los ojos fijos en la tierra y deja que el sol arda sobre su cabeza y dore su espalda. De noche, el hombre levanta la cabeza y mira las estrellas, que caen dentro de sus ojos, y en su corazón, llena todo de luz. Si miras profundamente sus ojos, descubres la chispa escondida como un precioso lucero , que arde hacia adentro de la sombra.

Esa luz le enseña los caminos. El viento de las tardes y la brisa de la medianoche hablan con el corazón del hombre, como si fueran ecos de las voces que comprende en silencio. Cuando el hombre se inclina sobre la tierra, oye una voz dulcísima, como una canción de cuna. Y mientras siembra las semillas, su mano acaricia la tierra y sus miradas se llenan de ternura. Luego, el hombre se tiende sobre la tierra, es como un regazo de la mujer querida. El amor que hay en las noches del hombre que duerme abrazado a la tierra, envuelto en el aire y cubierto por el manto de las estrellas del cielo, él solo sabe y a nadie lo dice.

El hombre del Mayab , muchos otros seres poblaron su tierra y la hicieron poderosa. Eran seres brillantes, llenos de sabiduría, cada uno de ellos había conocido a los dioses, también llamados Hermanos mayores.

No vinieron de ninguno de los rumbos del planeta ni del mar. Eran seres valientes que repartían entendimiento. El señor ZAMNA , progenitor de todos, su mano creadora de las maravillas, se levanta en alto para guiarlos. Los curaba de los males de su cuerpo, les compartía el calor del sol para encender sus espíritus, estando en la claridad del cielo, siempre. Ellos hicieron templos resplandecientes vinieran a adorar al que no tiene nombre y está arriba.

Levantaron grandes casas blancas , en la que los Maestros enseñaban la sabiduría. Edificaron con piedras santas, las Ciudades en donde los dioses habitaron con los hombres, alrededor de 307 ciudades. Yaax-chilam y Palenke moraron los poderosos sabios del Sur. En Uxmal, era la ciudad de los espíritus que viven en el aire y la tierra. Se levantó Uxmal, visible a los ojos de los hombres, con su soberbia, se cambió la historia. Esto se cuenta , para estar consciente.

La primera ciudad de todas, fue Iztmal en donde los templos no había dioses labrados en oro, porque el corazón de los hombres estaba limpio, ellos veían a los dioses dentro de sí mismos, por lo que no hacían falta ídolos. El hombre llora cuando dice ese nombre ¡MANI! (todo pasó). El que sabe del Mayab y ha llorado sus lágrimas, sabe como fue.

Los seres sabios, puros y amables de los tiempos antiguos , compartían sus expresiones fácilmente. Aquel que todo lo ve y está en todas partes. Cuando los hombres ya no merecieron poseer los Libros de sus padres y no había quien los supiera leer, entonces desaparecieron. Las verdades siguen vibrando en las voces de los que han sabido ser puros.

Ese anciano del Mayab, es un alma antigua que está hablando de la Verdad.

Ese forastero oirá cosas que no entiende y que parecerán locuras para ese continente amargo.

El MAYAB ha tenido 2 vidas: antes y después del MANI.

Antiguo libro de Iztmal : En los tiempos del Sol , cuando la verdadera luz estaba en la Tierra, hubo escrituras en el Mayab, en 3 modos: la lectura profunda , leída en la obscuridad , en donde la escritura era la verdadera luz y no cegara a quien la leyera fuera del recinto, por su resplandor. Ella misma alumbraba para ser leída. Se escribía en lo oscuro. La segunda , quedó en forma de letra , fuera del tiempo , sobre libros de cuero de venado y fibras de palma, preparada con cal fina. Estos libros , eran la casa de las palabras santas, guardados en secreto, en custodia de hombres puros, seleccionados por El más alto.

Cada año , los Libros eran sacados en las fiestas por los guardianes , llevados a reposar un día , bajo la sombra de los árboles. Los guardianes los rociaban con agua de cobre y jugo de hierbas ácidas, para conservarlos bien. Así los veía el Santo Sol, en el día que es igual que la noche (Equinoccio de Verano), cuando la vida es nueva. Volvían a ser guardados , llenos de energía virtuosa.

Otra escritura estaba hecha con signos que todos podían entender. de ella salían las enseñanzas de la Ley de todos, sirve para entender los caminos de la Tierra , guardando la memoria de los hechos públicos. Las estelas de piedra puestas en plazas y los caminos interconectados. Cada año tenía su estela dejando escrito todo lo memorable. Las 3 eran guía y la señal del espíritu del gran Mayab y marcaban las hileras de los tiempos. Cuando se dejó de escribir, el conocimiento quedó escondido, no muerto, ya resplandecerá , cuando venga su día y las estrellas marquen su sendero. Desde lo Alto, vendrá a explicarles una Voz.

Dicen que la Tierra en que se afirman los pies, estaba nacida cuando El que todo lo hace, vino y la vio.

Entonces hizo al hombre con sus manos y lo puso en medio de la tierra. Para eso, labró la figura con barro húmedo y con heno verde. El barro fue carne y del heno salieron los huesos. El hombre quedó así hecho y el amor del Sol bajó sobre él. Tomo forma y vida del calor celestial y de la Luz, le fue dado su espíritu.

Esto es lo que saben del Mayab y estaba escrito en la obscuridad. El techo de la tierra es azul, para que descansen en él, los ojos que se elevan en lo alto. 4 gigantes, uno a cada viento, sostienen el cielo con sus grandes brazos, son los Bacabes. Uno está pintado de blanco, en el norte, dando coraje a los guardianes y su signo, es una lanza. Otro, está en oriente, de color rojo, da la vida con sus lluvias y enciende la pasión de los enamorados, su signo es un girasol. Otro está en el sur, de color amarillo, que levanta la oración en el espíritu, con su pebetero de humo ,tranquilo. El 4 bacab , el de poniente, trae la noche y su signo es la lechuza. Forcejean por los días que sobran cada 4 años. El hombre rojo tomó muchos bienes, sobre la tierra que ya no existe. Era el rey del agua, aire, fuego y tierra, pero se perdió , porque se apartó de la luz, su alma se fue apagando. Torció su sombra y se hizo malvado. Le pidieron la sangre de los niños llenando de sangre, los templos , llenándolo todo a costa de inocentes. El hombre rojo fue castigado 4 veces: por aire al arrasarlo ; el fuego lo quemó; la tierra lo sacudió y el agua lo inundó.

Había un sabio viejo llamado GIAIA, con sus 2 hijos: Giayalael y Halal. Subieron a la colina para compartir su campo en partes iguales, siendo justo. Giayalael , cruel y codicioso, mató a su padre. Tomó para sí todo el campo y sometió a su hermano. El hombre rojo fue deshecho por el agua, pues estaba hecho de barro. Ese lugar fue nombrado “Ha-i-ti”, “el agua que vino a él”.

Todo se hundió , menos el Mayab. Sobre la tierra quedaron hombres puros. Por sus llanos, corría el venado alegre y bajo el sol, brillaba el faisán de plumas de oro.

El Señor Zamna . era reflejo de la luz celestial , vino un día , levantó el espíritu de los primeros hombres que andaban sobre la tierra, El les enseñó el nombre de todas las cosas que no conocían y les enseñó a conocer al que no se puede nombrar.

ITZMAL . Después de caminar 14 días , desde el mar por adentro de la tierra, vio un lugar bueno sobre la llanura. El se sentó sobre una piedra y vio lo que hacían. La Gran Iztmal se alzó así , en un día que no se lleva la cuenta.

El humo y los aromas se elevaban a las nubes , y de ahí llegaba la sabiduría . Esto fue lo que se sembró en la tierra del Mayab, para multiplicar su semilla.

Subió el Señor Zamná a su casa de arriba , se perdió ante los ojos de los hombres, en medio del Sol, de donde había venido. Los Itzaes lloraron, sabían que su padre quedaba con ellos. Tomaron su cuerpo, en 3 partes de la ciudad y en cada una , levantaron un templo. La cabeza, en el norte, el corazón en el oriente, la mano derecha en el sur. En el poniente, se puso la casa de los magos. El primer templo se llamó “Paphol-chac” , “Casa llena de relámpagos”. El segundo templo se llamó ” Kinich-Kakmó” , con el corazón , “Semblante ardiente y resplandesciente”. El otro templo , con la mano derecha se llamó “Kabul” “Mano milagrosa” para sanar a los enfermos , con su energía.

El silencio de miles de años, se puede romper en un día, si ese día llega. El silencio duerme sobre Itzmal y ella está dormida, pero llegará una hora , en que todo se despierte y hable.

La joven SAC-NICTE , la blanca flor, era como la luna, apacible y alta , que mira con plena serenidad, que se baña en el agua , en la que todos pueden beber su reflejo. Hace suspirar a todo el monte , es como un suave rocío que cae sobre las hojas, llenándolas de frescura y claridad. Es como el algodón de plata, resplandeciente que hace nueva la vida. Alegre y perfumada , sus suaves manos, el susurro en el oído y la vibra del corazón; nació una noche clara, en la que “el lucero en que brilla la vida”, hija de Hunacel, fuerte guerrero y su compañera Estrella Dorada.

Los 3 reyes se guardaban amistad recíproca : Mayapán, Chichen Itzá y Uxmal. Nueva y orgullosa Mayapán.

Chichen Itzá , ciudad de Ciudades, dueña de las cosas bellas, altar de sabiduría.

La serpiente dorada dejó de volar y se arrancó las alas, se hizo obscura, arrastrándose por el suelo, atractiva, venenosa y rencorosa, así era Canek. Estaba escrito en las estrelllas, que la Serpiente negra, se encontraría con la Flor Blanca del Mayab.

Canek ya había dado señales de obscuridad, al dañar una mariposa entre sus manos, intencionalmente. También lo hizo con un tierno venado, que estaba en una trampa de un cazador, donde lo remató. Esa perversidad se encarnó en su cuerpo.

La joven Sac-Nicté al compartir agua fresca con un caminante, de ahí surgió una flor. Al tomar una paloma que estaba en la Milpa, ella le dió algunos granos, el ave lo agradeció y retomó el vuelo. A sus 15 años de edad, encontró a Canek en su poblado, su corazón se llenó de pasión, teniendo una sonrisa en la boca todo el día, teniendo su alma encendida, llena de luz alegre. Ella sabía que su tiempo había llegado, fue cuando su destino se concretó.

La Estela escrita en la obscuridad, por aquellos que leen las estrellas, dice como sucedió, se canta ahora, con una voz temblorosa.

Canek tenía torcido el ánimo y flojo, el corazón. La Serpiente negra vio a la joven Blanca Flor y él se conmovió intensamente.

Había llegado el día de la Unión, de la joven Sac-Nicté , con su mirada brillante y su sonrisa pura, en la plaza de Itzmal , llena de gente, anunciado a los 4 rumbos, donde Canek , cerró los ojos y juntar sus manos frías. Una flecha vino de arriba , dejándolos unidos, uno para el otro, como la voluntad de los Dioses altos.

Preparando la celebración , por el Rey Hanuc-el de Uxmal, con su hijo Ulil, heredero de las 3 ciudades. En Iztmal , los 3 grandes señores estaban en el proceso de purificación del temazcal. Llegó ahí , Sac-Nicté brillando como una clara luna. Y les dijo que su decisión es de compartir su vida con Canek, la serpiente negra, para darle dulzura.

Al empoderarse Canek, en Chichen Itzá , faltaban 37 días para que Ulil y Sac-Nicté se unieran.

Pero Sac-Nicté tenía otros planes, con un mensajero le contó lo siguiente ” la Flor Blanca está esperandote entre las hojas frescas, ¿ vas a dejar que otro , la cautive?”. Nadie lo vio sino , solo Canek, nadie más lo supo.

En las estelas talladas, en donde se escriben las profecías, fue plasmada la figura de la joven Sac Nicté , inolvidable. A su lado pusieron la imagen de Ulil , en su supuesta unión, con la frase, “De ellos vendrá la grandeza del Mayab, asentando la abundancia y la paz de la tierra”. Todos estaban alegres y bailaban en las calles, aún si no sabían lo que estaba por suceder. Los ancianos sabios estaban encerrados en los templos.

Al tercer día de fiesta, con la luna llena, era el día señalado para la unión, según la regla del cielo. Llegaron representantes de toda la región, excepto Canek, de Chichen Itzá.

Llamaban a Flor Blanca, con sus distintos sobrenombres: luz de luna, agua clara, hija del lucero de la tarde; a llegado el tiempo de esa unión, predestinada.

Lo que no pasa en mil años, puede suceder en un instante. Todo cambia, el rumbo del viento también cambia.

Al joven Canek se le preguntó ¿quieres alcanzar para ti, el lucero de la mañana, la flor blanca del Mayab?

La Serpiente Negra será salvada, porque la mujer pura, en cuyos ojos se miran los dioses, ha querido mirarla con dulzura.

En plena fiesta, Canek entró como una ráfaga de viento, tomando a Flor Blanca y salieron delante de todos. Nadie pudo impedirlo.

Todos se van y desaparecen, así acaban las fiestas de boda.

Joven Canek, arrebataste la estrella y arrancaste la flor, te llevaste la luz del Mayab. Había ido Canek, desde su ciudad Chichen Itzá a Uxmal, sin que nadie lo viera, fue por el camino por debajo del suelo, conocido solo por aquellos que lo debían conocer.

El mal va a caer sobre Chichen, que está débil y cansada del suave dormir, de juegos alegres y de besos ardientes. Hay una hora para los Itzaes y ya llegó. Ya se llenó la medida de un tiempo.

¿Qué va a ser de ti , Chichen Itzá, dormida en las aspiraciones del príncipe? Castigada has de ser, será tu salvación. Los itzaes dejaron sus casas, llorando.

Flor Blanca llenó de fuerza, el corazón de Canek, le abrió los ojos para ver el camino. Se fueron por el sendero en medio del monte, envueltos en un manto blanco. A su lado, Sac Nicté resplandecía como la luna y construyeron unas casas sencillas de paz. Canek recuperó su energía y renacieron sus alas.

Para el Iztá salió el arcoiris , que es la joven Flor Blanca , sonriendo a los seres de la Tierra. Ella reinó sobre los corazones , haciéndolos puros de nuevo.

Mientras que en Itzá , se muere cuando el día se apaga. Se salvaron los Itzaes , con la energía de Flor Blanca. Solitaria y callada, quedó la ciudad de Chichen Itzá. Llegaron a ella, enfurecidos como avispas, los ejércitos de Uxmal y Mayapán, no encontrando ni el suspiro . En su ira, incendiaron sus casas. La ciudad quedó muerta, de lo que nadie habla.

En el mes de MOAN, cuando la energía renueva en la tierra, brota la flor blanca del Mayab, que adorna los árboles y llena el aire de suspiros aromáticos, susurrando su nombre, Sac Nicté.

DANZAS

*Del pequeño príncipe: vamos a bailar y cantar toda la noche. El es flaco y feo , pero es un príncipe, pronto tendrá plumas de oro, en la frente. Cuidemos que no se ría, aunque se les antoje hacerlo.

*De los jóvenes guardianes: Suena el caracol sobre las casas , resuena el viento de batalla.OHU! Abre los ojos , muchacha bonita, para que los veas marchar, con su pasos marcados y sus armas. Madre, levanta el bastón con cintas de colores, agarra bien el escudo de piel, adornado con las plumas del faisán dorado. Baila conmigo a paso de combate , tu lanza es recta , como tu voluntad y ligera como tu juventud. El caracol resuena en lo alto y se hincha el pecho de los valientes. El címbalo canta, me hace danzar, mi vigor se desborda. El que no es valiente y valeroso, no merece una flor nueva de una doncella, que espera en su santuario.

*Cazador : Alístate , cazador , pues los árboles están húmedos y la tierra fresca. Al natural, despacio, sin pisar las hojas secas en el suelo. Levanta tu arco, recorre los caminos oscuros, sorprende y captura para tu alimento. Baila con la lanza en alto y bebe , para saciar tu sed Ya bajó la noche , para que todo duerma. Si vas al monte , te cazarán a ti. El cazador pasa y las mujeres, vibran de atracción.

*De la VIRGEN DESPIERTA: Despierta , bellísima mujer, estaré cantando hasta que amanezca y el sol llegue delante de tu casa. Porque no puedo vivir sin verte, dulce joven. Soy yo, dulce mujer. Mi corazón vibra y recorre todo mi cuerpo, un dulce frío que se siente solo una vez en la vida. Quiero oírte , quiero verte , pero estás escondida, relampaguean , buscándote. El que sueña contigo , no cierra los ojos para poder verte y no puede vivir sin ti. Venturoso de mí, que te miro como la estrella que ilumina la noche. Tengo lo que merezco. Ya salió el sol y el camino está lleno de labradores. Mira las campánulas azules, ahora son rojas.

*DEL ENCANTO DEL AMOR: Oye , tú, eres como la flor de calabaza, se alza para que la tomen y se pierda. La paloma locuaz, inocente como tú, escondida en su nido, cuidando sus huevecillos. El palomo bonito está lleno de amor y está esperándote. ¿Dónde está el palomo ingrato que no vuelve? Anda , corre ardilla, dile que venga volando. Paloma triste, palomo bonito , incumplido. Cuando vuelve la paloma, no encontró al palomo. Está aquí, su nido vacío y la ardilla la engañó , para comérselos. CUUC TU TUZEN, CUUC TU TUZEN. Los celos enloquecen de lo que creían que era amor.

*HUAY-TUL: Ahí viene el viento fuerte, abriéndose el paso , es YUMIILKAAX , dueño del bosque, YUYUMILCEH, señor de los venados. No podrás verlo, , pasa a tu lado , oirás su silbido , oirás sus pisadas, como un trueno, que viene y se va. Está pasando el amo de los campos, lo puedes ver con la sensación de los animales. Oyes como grita el tigre y salta; oyes al jabalí y sale corriendo. Huay-tul es bueno, sin miedo, no le hagas daño a lo que es suyo, porque el te castiga. Es el señor del monte, puede llevarte a donde no sabes y no volver. Ahí viene corriendo como un viento furioso, como un rayo que cruza el monte . ¡Déjale pasar y quédate callado!

*BUENA LLUVIA: El señor de la lluvia está enojado, los árboles crujen por estar secos. Vamos allá , con los cántaros llenos de agua y con las ollas que echan humo de los guisados. Vamos con la música y las canciones , a divertir al viento para que se alegre . En medio de la milpa , se ponen 3 piedras , se enciende el fuego con leña verde y se baila alrededor, con gritos y sonajas, para que vengan las nubes. El maíz nuevo quiere a la lluvia que llegue pronto. La sementera se duele, por enojo del Yumil-Chaac , el señor de la lluvia buena. Haz una ofrenda para que tenga gracia de disculpa. Venga la lluvia grande, que se derrama del cántaro, que hace cantar a los pájaros , salir a los conejos y saltar a los escarabajos de la tierra, que se pone contenta. El maíz tierno se tuesta al horno de la tierra abrasada, antes de ser pan. Venga la lluvia , por eso cantamos y bailamos en la milpa, alegrando al Señor de la Lluvia. El agua es la buena madre para todo lo que vive y tiene sed.

*BUHO: Tunculuchú ¿qué me trajiste? Búho silencioso, que vienes de lejos y que todo lo sabes. ¿qué me trajiste bajo tus alas? Yo te he traído una cosa bonita que no mereces. ¿Es un collar de jade, una sonaja de cobre o un espejo para ver mi destino? No es nada de eso. ¿qué me trajiste? Búho viejo y bueno, tú siempre traes algo al que espera. Y si te hubiese traído un carbón encendido o una avispa enojada que te picase en la boca, siempre pidiendo algo?

Tus ojos redondos ríen y tus orejas se mueven alegres. Me río de ti, joven codicioso. ¿qué me encargaste que te trajera? Una doncella, yo te la traje, pero no sabes. Mira a tu espalda y dime luego , si estás contento.

Te estás burlando de mi deseo. No deberías tener ojos, porque los nublas con tu impaciencia. Mírala, mírala! Allí está ella, no hay otra como la que te traje. Ya la estoy viendo, pero está hecha de humo, no la puedo besar siquiera. Huye como una nube que se la lleva el viento. Si la mereces, has de lograrla, Yo te la traje, yo te la dejo. Tú, no la pierdas , porque no hay otra. Ya tienes lo que pedías. Todos me dicen que les traiga lo que desean, pero ninguno quiere ganarlo. Nadie desea lo que ya tiene, ni nadie sabe lo que pide.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s